•   
  •   

La bióloga (Artículo)

Ahora que una bióloga es ministra de Ciencia nos damos cuenta de la falta que nos hacía.

Todos los que somos parte de una rama de las muchas que tiene el árbol de la Ciencia, estamos de enhorabuena. Además, la flamante ministra va a ocuparse de las Universidades donde están, al igual que en los centros de Investigación, las fuentes más fiables y disponibles. Llamas a la Universidad, a cualquiera de ellas, y siempre hay alguien dispuesto a dar su tiempo para responder a tus preguntas, que a lo mejor son la cosa más tonta del mundo, pero de las que salen siempre respuestas dignas de escribirse. Lo que yo sé, lo aprendí de esta manera.

Hace unos días, hablé con el profesor López Munguira, de la Universidad Autónoma de Madrid, y me dijo que las mariposas más abundantes hoy en el centro de las ciudades, y que se pueden ver ahora mismo incluso volando por la Gran Vía madrileña, son las que entraron desde Sudáfrica en los años setenta por Baleares con un cargamento de geranios y que, a diferencia de las flores, tienen estas mariposas el color de la tierra.

Pero como la Biología es una ciencia muy amplia, en la que no sólo hay botánica y zoología sino bioquímica y genética, va a llevar también esta ministra la Innovación en la que ha demostrado una gran inteligencia, y un gran sentido práctico, al trabajar en biotecnología con las células madre adultas.

El peso del saber de esta bióloga, es mucho. También de un saber literario, pues habló de Unamuno: «que inventen ellos» y podría haber hablado también de Chillida, y de sus preguntas sobre la vida.

Es bueno que haya un ministerio que intente resolverlas.

Mónica Fernández-Aceytuno

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies