•   
  •   

Voluntariado Corporativo, sobre todo voluntario (Artículo)

Uno de los aspectos que más se ha potenciado en los últimos años desde las empresas, dentro del ámbito de la Acción Social y la Responsabilidad Social Corporativa, ha sido el Voluntariado Corporativo. En ocasiones demandado por los propios empleados, que ven a su compañía el medio perfecto por el que poder satisfacer una inquietud personal y, otras veces, impulsado por la propia dirección como un elemento más de sus programas de RSC....

Uno de los aspectos que más se ha potenciado en los últimos años desde las empresas, dentro del ámbito de la Acción Social y la Responsabilidad Social Corporativa, ha sido el Voluntariado Corporativo. En ocasiones demandado por los propios empleados, que ven a su compañía el medio perfecto por el que poder satisfacer una inquietud personal y, otras veces, impulsado por la propia dirección como un elemento más de sus programas de RSC.

También ha tenido mucha importancia, como en otras ocasiones, el ejemplo o las líneas marcadas por la sede central de multinacionales anglosajonas donde la tradición del voluntariado es muy fuerte.

Los resultados de estos programas de Voluntariado Corporativo son muy diferentes, tanto entre las empresas que ofrecen esta posibilidad como entre los trabajadores que la recibe. Teniendo en el centro de estas acciones a las Organizaciones No Gubernamentales como, en principio, beneficiario de este voluntariado

Pero antes de profundizar en estos programas debemos tener claros conceptos sencillos que a veces, precisamente por eso, por su sencillez, se olvidan.

Primero hay que tener en cuenta quienes son voluntarios: "Son voluntarias aquellas personas que se comprometen a colaborar voluntaria y libremente con una determinada entidad, de forma estable o puntual, solidaria y desinteresadamente, en actividades de interés social, a través de su participación en diferentes programas desarrollados de forma organizada."

¿Qué aspectos definen la acción del voluntario? Básicamente cuatro:

Voluntariedad. La acción voluntaria es el resultado de una libre elección. No espera retribución o recompensa. Es el fundamento de la acción del voluntariado.

Solidaridad. La acción voluntaria sólo existe cuando repercute en los otros, cuando su interés es colectivo, general, público.

Acción. El voluntariado no es sólo un valor ético, una actitud, sino una práctica concreta. El voluntariado se hace, es acción.

Organización. El objetivo del voluntariado es mejorar la realidad, transformar el mundo, y hacerlo eficazmente. Por tanto, la acción voluntaria debe de ser una acción organizada, que necesita de organizaciones en las que actuar.

Una vez destacados los aspectos que definen el espíritu del Voluntario, debemos diferenciar las acciones que pueden llevar a cabo los Voluntarios. Diferenciamos dos grupos:

Ayudar. Se trabaja directamente con el fin de la organización, con los beneficiarios. Este tipo de voluntariado necesita un alto compromiso y una estabilidad fuerte. Ejemplo de este tipo de voluntariado son acciones como Orientación y asesoramiento, Formación, Apoyo y asistencia directa a personas en situación de necesidad, etc.

Ayuda a Ayudar. Este es un voluntariado muy importante para las ONGs porque les permite desarrollar acciones fundamentales para el cumplimiento de sus objetivos. Aquí es donde principalmente se desarrolla el Voluntariado Corporativo. Ejemplo de estas acciones son:

– Información y sensibilización, difundiendo, dando a conocer situaciones, necesidades, problemas, despertando y movilizando la conciencia de otras personas. Dando a conocer la labor y la forma de trabajo de las ONGs con las que se colabora.

– Reivindicación y denuncia, reclamando derechos, señalando irregularidades o injusticias...

– Captación de fondos y recursos, recogiendo y canalizando dinero, medios materiales, recursos técnicos, necesarios para el desarrollo de proyectos solidarios o la atención a situaciones de emergencia...

Como he indicado antes, es en este grupo de actividades, el de Ayuda a Ayudar, donde el Voluntariado Corporativo tiene mayor cabida. Pero ¿cuál es la diferencia entre el Voluntariado general y el Voluntariado Corporativo?

Definimos el Voluntariado Corporativo como aquel voluntariado que tiene como finalidad facilitar la movilización del talento, tiempo y energía de la plantilla de una empresa a favor del desarrollo social de las comunidades donde ésta opera. Los elementos básicos que permiten que un Programa de Voluntariado Corporativo tenga éxito son:

EMPRESA

• Hay que tener en cuenta que para poner en práctica efectivos programas de voluntariado, es necesario que la Responsabilidad Social esté fuertemente enraizada en la filosofía y los valores de la empresa. Es decir, no vale de nada poner en marcha un programa de voluntariado corporativo en una compañía donde las políticas empresariales no son coherentes con los beneficios de los trabajadores, los proveedores con los que trabajan no cumplen los códigos de conducta o no se es transparente ante los clientes.

• También es necesario que la empresa ponga realmente en el centro al trabajador. Sus necesidades, sus potencialidades, sus posibilidades y, sobre todo, su libertad de elección y actuación. Además debe facilitar al empleado la práctica de este voluntariado, ya sea con horas, con infraestructura o con otros tipos de apoyos.

• El Voluntariado Corporativo debe partir de una concienciación, de la necesidad de su implantación a través de acciones internas que permitan comunicarlo y promocionarlo adecuadamente.

EQUIPO HUMANO

• Hay que recordar que todas estas actividades tienen que ser siempre voluntarias, es decir, la empresa nunca puede obligar a sus trabajadores a participar en una actividad de este tipo.

• El objetivo del voluntariado corporativo es promover una cultura de colaboración, sensibilizar a la plantilla sobre las necesidades sociales de otros colectivos y permitirles descubrir nuevos valores y poder poner en práctica la solidaridad que permite un desarrollo más integral de las personas.

PROYECTOS SOCIALES

• Los programas de Voluntariado Corporativo deben ser sostenibles, creíbles, planificados y sustentados sobre valores corporativos establecidos y asumidos por los profesionales. Sin esta base la empresa no podrá exigir a los empleados una implicación.

• Lo más adecuado es que estos programas deben contar con la implicación de una ONG como "partner", para que realmente la acción de voluntariado consiga los objetivos esperados: satisfacer necesidades claras y reales. Las ONGs tenemos identificadas esas necesidades.

• Los Programas de Voluntariado Corporativo pueden y deben cumplir el objetivo antes expuesto de "ayudar al que ayuda".

• Las empresas y sus trabajadores tienen los elementos fundamentales para ayudar a las ONGs y sus profesionales en el cumplimiento de su labor y objetivos. Ejemplo de esto es:

– Cesión Conocimiento.

– Acciones de sensibilización.

– Acciones de divulgación.

– Acciones de educación para el desarrollo.

– Ocio y tiempo libre.

– Acciones de recaudación.

– Acciones de apoyo administrativo.


Además, por supuesto, el apoyo de los voluntarios corporativos sigue siendo muy importante en la atención directa, en acciones como:

– Tareas de proximidad, acompañamiento...

– Tareas de acogida, información y asesoramiento a colectivos concretos.

– Realización de actividades de tipo educativo: apoyo escolar, formativo, ocupacional, habilidades sociales...

Pero es necesario ser consciente que este voluntariado exige un alto compromiso por parte de la persona y un fuerte grado de implicación.

Lo que sí podemos decir, sin temor a equivocarnos, es que el Voluntariado Corporativo, cuando cumple los requisitos antes expuestos, tiene muchas ventajas:

– ayuda a mejorar la imagen de la empresa, estrechando los vínculos con la sociedad y sus organizaciones;

– ayuda a mejorar el clima laboral y favorece el trabajo en equipo, puesto que implica a todos los departamentos y empleados.

– Contribuye a mejorar las habilidades y competencias de las personas y, según los especialistas en RSE, promueve la lealtad, la motivación, el sentimiento de orgullo, y el grado de satisfacción en el trabajo.

Desde Aldeas Infantiles SOS fomentamos el Voluntariado Corporativo como una forma de colaboración particular e institucional que nos permita cumplir tres objetivos básicos:

• Sensibilización sobre la situación y los problemas de la infancia y juventud.

• Divulgación de la labor de Aldeas Infantiles SOS, su misión, valores y objetivos -prescriptores de la organización-.

• Donación de recursos económicos, bienes materiales y transmisión de conocimiento.

Nuestra propuesta consiste en fomentar Grupos de Voluntariado Corporativo Autogestionables, auspiciados, fomentados y apoyados (incluso económicamente) por las empresas que colaboran con Aldeas Infantiles SOS habitualmente.

El Voluntariado Corporativo es una iniciativa fundamental de compromiso e implicación, pero debe llegar desde la libertad de elección, el conocimiento y respeto al entorno al que se quiere beneficiar con su acción.

0.0/5 rating (0 votes)

Comments (1)

  • Anonymous

    Anonymous

    21 Mayo 2008 at 17:27 | #

    La capacitación y preparación del voluntario con el fin de dotar de la mayor permanencia o continuidad al compromiso adquirido, siempre limitado, requiere preveer la evaluación del voluntariado general y corporativo como una dimensión muy valiosa para la Empresa y para la ONG

    reply

Leave a comment

You are commenting as guest.