•   
  •   

comunicaciones móviles (revisiones recientes sobre problemas y promesas de las comunicaciones electrónicas)

Se han celebrado en Europa (Barcelona) y en EEUU (Las Vegas) las dos reuniones más importantes sobre comunicaciones móviles, el "Mobile World Congress 2008" y el "CTIA Wireless 2008". El negocio de oro de todo el sector de las tecnologías de la información mira al futuro y encuentra demasiadas opciones abiertas que aún no pueden concretarse. Año de especulación para estas reuniones.

Comunicaciones móviles

 José María Vázquez Quintana  Las comunicaciones móviles han cambiado las vidas de todos los ciudadanos, han hecho ricos a muchos empresarios y han desvelado las insuficiencias de algunos reguladores. Con más móviles que habitantes en España la carrera por la cobertura de la población ha quedado atrás. ¿Qué nos espera?  Del 11 al 14 de febrero se celebró en Barcelona el “Mobile World Congress 2008”. Entre el 1 y el 3 de abril se celebró en Las Vegas el “CTIA WIRELESS 2008” La perspectiva mundial sosegada por ojos europeos, la primera. El latido que acucia, la imaginación que se adelanta en un ambiente inadvertidamente doméstico, en Las Vegas. Internet me ha traído noticia de las dos. Qué gran diferencia en la accesibilidad y el atractivo de las presentaciones a favor de EEUU. En comunicaciones hay dos campos que trabajar: Internet es uno, el que promete y no agota cualquier imaginación. Llegar desde las grandes redes hasta el aparato del usuario con capacidad bastante (acceso de banda ancha en el argot) es el otro campo. Internet evoca inmediatamente contenidos, transacciones y relaciones, y los móviles quieren de eso, pero Internet creó la idea de gratuidad y los móviles cobran. Por su lado, el acceso espanta a cualquier financiero, pero si alguien llegara a dominarlo dominará mucho de este nuevo mundo. El primer problema necesita imaginación comercial. El segundo, tecnología, la sabiduría del dinero y la prudencia de los reguladores. Los temas estudiados en el Congreso de Barcelona se corresponden bien con lo anterior. Han sido los siguientes: 
  • Posibilidades que ofrece el móvil para el marketing y la publicidad. Cómo aprovechar la localización del cliente en cada momento y si es buena idea sugerirle que tiene un magnífico restaurante cerca.
  • Remesas de dinero. Los móviles llegan a muchos más habitantes que los establecimientos de pago en todo el mundo. Capturemos el negocio de las transferencias de dinero que hacen los más de 200 millones de trabajadores emigrados.
  • Pagos y compras. El móvil puede ser una excelente tarjeta de débito o de crédito, y además tiene conexión instantánea sin necesidad de cajeros ni terminales.
  • La revolución financiera móvil. Cómo facilitar el acceso a servicios financieros a quienes sólo están familiarizados con los móviles. Cómo concebirlos aprovechando la disponibilidad en cualquier momento y en  cualquier lugar.
  • TV, música, juegos sobre el móvil. No servirán los formatos de la TV tradicional, por ejemplo, pero se podrán crear programas especialmente apropiados para el móvil.
  • Redes sociales (social networks). ¿No será más fácil crear redes sociales usando el móvil que el ordenador a través de Internet, como ahora?
  • Mensajería instantánea y nuevas formas de mensajería. Hay que reconocer que los SMS fueron un invento de los usuarios de móviles y que su éxito ni se podía esperar ni tiene parangón en otras modalidades de mensajería. Pues habrá que seguir buscando nuevas formas.
  • La comunicación entre máquinas, una vez que las personas están tocadas todas. Y hay más máquinas que personas, muchas de las cuales agradecerían ya poder comunicarse. Por ejemplo a las máquinas de vending les vendría muy bien comunicarse con servicios móviles de reposición o reparación.
  • Aspectos técnicos, lo más árido: Acceso de alta velocidad, tecnologías para la nueva generación (4ª) de móviles, servicios interconectados de extremo a extremo “sin costuras” entre operadores diferentes, servicios que un operador presta a clientes de otros cuando entran en su área de cobertura (itinerancia).
  • Servicios de conexión de muy corta distancia, para etiquetas electrónicas, reconocimiento de personas y salvar los últimos metros difíciles de cubrir desde el equipo terminal a una red próxima. Estamos en el acceso.
  • Equipos terminales. Asoma la pugna entre qué funciones pueden hacer los terminales con autonomía y cuáles quieren los responsables que se obtengan a través de sus redes.
  • Relaciones de la industria con los gobiernos y los reguladores. Se ha vuelto a pedir, muy civilizadamente, que los poderes públicos pongan a disposición más radiofrecuencias y regulen menos.
 En cuanto al CTIA WIRELESS 2008 de Las Vegas, estuvo organizado más por líderes que por temas, quizá porque los líderes fabrican noticias donde cualquiera otro que diga lo mismo queda en el anonimato. Lo siguiente puede dar una idea del WIRELESS 2008: 
  • Steve Largent, presidente de la CTIA, y Jim Cicconi, de American Wireless, se mostraron muy satisfechos del desarrollo de los móviles en EEUU. Nada menos que el 84% de la población tiene ya móvil. El vigor de la competencia en EEUU es la envidia de los europeos. Hasta el 95% de la población tiene posibilidad de elegir entre tres operadores diferentes. Impresionante en sí mismo, pero nada de eso impresionaría en España, donde hace tiempo se superaron esos hitos.
  • Lowell Mc Adam, CEO de Verizon Wireless abunda en el entusiasmo -Máquina del Progreso que somos, dice- pero deja un par de descalificaciones para “Quien Corresponda”. Fuera regulación y reguladores que sólo traen mayores costes y menos innovación. Fuera los impuestos locales, tan imaginativos y variados, pero que al final caen sobre el consumidor. Operadores compitiendo y consumidores eligiendo es todo lo que se necesita.
  • Arun Sarin, CEO de Vodafone dice que lo inmediato es Internet en el móvil. Que es la movilidad y que el móvil se haya convertido en un objeto personal lo que ningún otro agente puede darle a Internet. Que los operadores de comunicaciones deben facilitar a desarrolladores de contenidos su labor de creación de servicios y aplicaciones para beneficio de todos. Sólo quedará un punto vidrioso: Cómo se repartirán los beneficios del conjunto, y ahí los operadores de redes no deben distraerse porque les va el ser o la nada.
  • Dan Hesse, CEO de Sprint Nextel abunda en lo mismo y repite la consigna más repetida: Dar al cliente lo que pide, esa es la cuestión. Han identificado la simplificación de la estructura de tarifas como característico de Sprint y característico también de lo que quiere el cliente.
  • Sir Richard Branson, fundador y presidente de Virgin Mobile, destaca como una mosca blanca en aquel ambiente. Habló de su vida, de sus negocios, de cómo nacieron, de cómo se multiplican, y parece divertirse mucho con lo que hace y ahora también con lo que puede hacer. Donde la gente quiere algo que no le dan, allí veo la oportunidad, dice con una sonrisa inmensa. Así ha sido desde mi primer vuelo cuando traté de salir de las Islas Vírgenes y nadie me quiso atender. ¿Móviles? Pues por qué no, si hay alguien que no está contento. Como si se trata de ir a Marte. Por cierto ¿quiénes de ustedes se vendrían conmigo a Marte? (Un tropel de asistentes a su presentación se le unieron en el estrado). 
  • El regulador, Kevin Martin, serio, solvente, distante, no especialmente cómodo, prometió que la FCC no intervendría más si el acceso abierto se extiende como práctica entre los operadores de redes móviles para beneficio de otros.
  • Dos senadores, Jim Edwards, demócrata y Fred Thompson, republicano, dijeron lo que se esperaba de ellos con la soltura del político bien sazonado: Qué importante es todo esto y cómo saben valorar ellos esa importancia. Un político del Estado de California (que no he identificado) animó a todos a aprovechar el tirón de las celebridades que tanto abundan por su Estado y su pasión por la nueva cacharrería. Phil Montgomery, del Estado de Wisconsin, se reconoció sujeto a las tentaciones de tratar a los operadores de móviles como “cash cow” para rellenar las arcas de los Estados, pero hay que resistir, se dijo para que le oyeran.
  • Representantes de los fabricantes con un relieve muy disminuido frente al que tienen en otros foros más técnicos, algún tipo de actor nuevo aquí como Microsoft, y la sesión de la moda en la que las modelos tenían algo que lucir relacionado con gadgets móviles pueden completar una idea de este Wireless 2008 de Las Vegas.
 Comentarios personales Las comunicaciones móviles se salvaron de la regulación al nacer, porque no eran monopolios como la telefonía fija. Se salvaron nuevamente cuando una dura regulación se aplicó a romper los monopolios de telefonía fija.  Han sido un éxito único. Los operadores ganan mucho, las redes han crecido hasta cubrir más que las redes tradicionales de telefonía fija, y los usuarios han mostrado una avidez y una propensión a ser generosos en el gasto que para sí quisiera cualquier otro negocio. Pero nacieron para la voz y sólo el ingenio de los propios usuarios bien escuchados por los proveedores, fue sacando valores nuevos a los móviles: mensajes cortos y la bajada de tonos como el chiki chiki son hoy dos fuentes de ingresos muy importantes.  Más allá espera Internet. El teclado como interfaz y el PC como terminal lastran su desarrollo, pero las aplicaciones que pueden obtenerse no tendrán límites en mucho tiempo. El terminal móvil orilla los dos obstáculos, y además libera al usuario de la atadura a un sitio fijo. Por ahí debe asomar el horizonte de los móviles. Lo más exigente es la TV por el móvil. Si se consigue, cualquier otra aplicación será posible. Se pugna por conseguir la “banda ancha”  barata, pero ese es problema que se resolverá si una inapropiada regulación no lo impide. Hace falta que se habiliten radiofrecuencias, y precisamente en EEUU su regulador lo está haciendo mejor que los reguladores europeos. Quizá de ahí venga aquella sensación de orgullo que se siente en EEUU frente a Europa, pero el novedoso tratamiento de las radiofrecuencias, que se someten allí a subastas públicas, no agota todos los aspectos de la regulación, en muchos de los cuales Europa puede sentirse orgullosa. Se esperaba más de estos eventos, lo esperaban los cazadores de noticias. Esperaban grandes titulares sobre agentes que se acercan a las comunicaciones móviles desde actividades más avanzadas, como el dominio de Internet o de la cacharrería electrónica de consumo: Intel, Microsoft, Apple y sobre todo Google, que se ha movido más y ha dicho menos sobre sus propósitos. Son tantas las posibilidades que nos puede la curiosidad, que nos nace la impaciencia. ¿Qué pasará, de entre tanto como se anuncia?  José María Vázquez Quintana Mayo 2008  
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies