•   
  •   

El futuro del capital riesgo (Informe)

Las empresas de capital riesgo americanas, agrupadas en la NVCA (National Venture Capital Association), invirtieron $7.100 MM en 907 operaciones durante el 3Q08. El sector de la Biotecnología ocupó el primer puesto en el ranking de sectores con mayor inversión en el trimestre, alcanzando $1.350 MM. En España, las cantidades invertidas se han visto reducidas, por la casi total ausencia de operaciones de gran tamaño. Un dato preocupante: el tamaño medio de las operaciones se sitúa en sólo €3,2 MM ...

Las empresas de capital riesgo americanas, agrupadas en la NVCA (National Venture Capital Association), invirtieron $7.100 MM en 907 operaciones durante el 3Q08. El sector de la Biotecnología ocupó el primer puesto en el ranking de sectores con mayor inversión en el trimestre, alcanzando $1.350 MM. En España, las cantidades invertidas se han visto reducidas, por la casi total ausencia de operaciones de gran tamaño. Un dato preocupante: el tamaño medio de las operaciones se sitúa en sólo €3,2 MM en los primeros nueve meses del año frente a €6 MM en el mismo periodo de 2007. Con estos datos nos atrevemos a mirar al futuro y proyectar algunas tendencias emergentes.

A pesar de la que está cayendo, el capital riesgo de momento no está mostrando los efectos de la crisis financiera en toda su magnitud. Las empresas de capital riesgo americanas agrupadas en la NVCA (National Venture Capital Association) invirtieron 7.100 millones de dólares en 907 operaciones durante el tercer trimestre de 2008, según el MoneyTree Report elaborado por PricewaterhouseCoopers y la propia NVCA. Este nivel de inversión, aunque representa un descenso del 7% frente al segundo trimestre de 2008 desde los 7.700 millones de dólares (12% de descenso en cuanto al número de operaciones), se mantiene todavía dentro de la norma histórica de inversión.

La palabra clave es "todavía", ya que la crisis financiera del mes de Octubre no se encuentra reflejada en esas cifras. Habrá que ver como evolucionan en los próximos meses para calibrar el verdadero impacto, que se espera no obstante que no sea tan dramático como en el sector bancario o inmobiliario. Veamos algunos datos relevantes que nos permitan elucubrar sobre el futuro.

Primera ronda vs rondas sucesivas

Un aspecto que habrá que observar detenidamente en los próximos trimestres es la evolución del ratio entre inversiones de primera ronda y de rondas sucesivas. Durante el tercer trimestre de 2008 la inversión en primera ronda cayó un 12% hasta 1.500 millones y el número de operaciones un 20% hasta 259. La inversión total en primera ronda supuso el 21% del total invertido y el 29% de todas las operaciones, bajando ambos porcentajes respecto al trimestre anterior. Estos porcentajes son los más bajos desde el segundo trimestre de 2004.

Comportamiento por sectores

El sector de la Biotecnología adelantó al sector de software y ocupó el primer puesto en el ranking de sectores con mayor inversión en el tercer trimestre, alcanzando 1.350 millones de dólares. Si miramos,sin embargo, al número de operaciones, la industria del software mantuvo la primera plaza y fue capaz de atraer 214 operaciones, mientras que en biotecnología sólo se cerraron 114. Este dato es muy significativo ya que también muestra la tendencia en cuanto al tamaño de las operaciones por sector: frente a los 6.26 millones por operación en la industria del software, el valor medio de las mismas en biotecnología ascendió a casi el doble, 11.8 millones.

Si consideramos el sector de ciencias de la vida en general, que incluye biotecnología y equipamientos médicos, la inversión se mantiene casi constante en 2008, alrededor de 2.000 millones de dólares al trimestre, comparado con unos 2.500 millones, también al trimestre, en 2007. Esta reducción viene ocasionada fundamentalmente por la inversión en equipamientos médicos.

Otro sector que está teniendo un comportamiento muy interesante es el de las llamadas tecnologías limpias (Clean Technologies), que comprende energías alternativas, medio ambiente, conservación y contaminación, reciclaje y generación de energía; que por segundo trimestre consecutivo superó los 1.000 millones de inversión, con 73 operaciones. Además también crece el tamaño medio de la operación, hasta 13.6 millones y, como dato significativo, 4 de las 10 operaciones mayor envergadura, incluyendo las dos más grandes, se produjeron en este sector.

Inversión por fase de desarrollo

El MoneyTree Report analiza la inversión por fases de desarrollo agrupando las operaciones en tres categorías: Semilla o Fases Tempranas, Expansión y Fases Tardías.

En general no hay tendencias significativas que destacar analizando la inversión en cada fase en el segundo y tercer trimestre en cuanto a la cuantía de la inversión, si bien es cierto que en el tercer trimestre la inversión en Fases tardías cayó un 14% respecto al trimestre anterior, sobre todo ocasionado por la mayor dificultad de atraer financiación de apalancamiento necesaria y frecuente en las operaciones más importantes. La inversión en las otras fases se mantuvo ligeramente por debajo pero en cifras no muy grandes.

Llama más la atención, por las causas o tendencias que pudiera ilustrar, la reducción en el número de operaciones, lo que resulta en un significativo aumento del tamaño medio de las mismas.

¿Qué está pasando en Europa?

Por desgracia no tenemos datos comparables para Europa con el mismo nivel de detalle. Como aproximación a la situación podemos utilizar los datos agregados de EVCA (European Venture Capital Association) para toda Europa y que combina lo que es capital riesgo propiamente dicho (venture capital) y capital privado o private equity.

Los últimos datos disponibles de EVCA corresponden al segundo trimestre de 2008 y muestran una recuperación respecto al trimestre anterior en todas las categorías, pero especialmente en fases tempranas y de expansión. Si los datos de NVCA del 3er trimestre son prematuros para evaluar el impacto de la crisis financiera en la inversión en capital riesgo, los datos de EVCA ofrecen menos luz al respecto.

¿Y en España?

En España, quinto país europeo por volumen de operaciones del capital riesgo tras Reino Unido, Alemania, Francia y Holanda, la actividad de éste se está viendo afectada de forma desigual por los efectos de la crisis de las hipotecas tóxicas iniciada en agosto de 2007. Por un lado, las cantidades invertidas se han visto reducidas por la casi total ausencia de operaciones de gran tamaño, debido a la restricción del crédito, necesario en la financiación de las mismas. Sin embargo, por otro lado, el número de operaciones se mantiene en los niveles del primer semestre de 2007, con un buen nivel en el segmento mid market. El número total de operaciones en los seis primeros meses de 2008 fue de 359, manteniéndose en línea con las 361 llevadas a cabo en el mismo periodo de 2007.

El volumen de inversión, estimado por Webcapitalriesgo y ASCRI, ascendió a €1.195 millones en el primer semestre de 2008, lo que supone una reducción del 41% respecto a la inversión comprometida en mismo periodo de 2007 (€2.022 millones). El acceso más restringido a financiación bancaria para completar operaciones con apalancamiento implicó que sólo se cerrasen 2 transacciones por encima de €100 millones, tres menos que las llevadas a cabo un año antes. En el segmento de mid market se registraron 18 operaciones entre €10 y 100 millones, frente a las 26 contabilizadas en el primer semestre de 2007. Las adquisiciones con apalancamiento supusieron el 36% del volumen de inversión con 429 millones. Se registraron un total de 13 operaciones del tipo Management "Buy out o Buy in" (MBO/MBI), en nueve empresas, frente a las 28 en 22 empresas registradas en el primer trimestre de 2007.

Según la fase de desarrollo, la financiación de operaciones de expansión alcanzó el 54% del volumen invertido y un 64% del número de ellas, lo que supone volver a los niveles de 2004. Más optimismo genera el siguiente dato: casi una tercera parte del número de operaciones se cerraron en empresas en fases iniciales, por un importe total de €97 millones.

Los sectores que acumularon un mayor volumen de inversión fueron Energía y Productos y Servicios Industriales y Comunicaciones, con el 24%, el 18,3% y el 14%, respectivamente. En cuanto al número de operaciones, Informática acumuló un porcentaje del 21,4%, seguido por Productos y Servicios Industriales y el sector Servicios (13,4% cada uno). El sector de la Biotecnología en España, por desgracia, sigue siendo muy pequeño en inversiones y número de operaciones como para destacar en este ranking.

Por último, un dato que posiblemente sí que refleja el entorno económico actual de forma muy ilustrativa es el referido al tamaño medio de las operaciones que se sitúa en sólo 3,2 millones de euros en los primeros nueve meses del año. En el mismo periodo de 2007 esa cifra era casi el doble, seis millones.

¿Hacia dónde apuntan estos datos?

Ya se encargará la realidad de corregir nuestras predicciones, pero los datos anteriores podrían indicar las siguientes tendencias:

1.- Los inversores de capital riesgo han hecho históricamente honor al apelativo y han continuado invirtiendo en otros momentos de dificultades financieras. Por su tipología, y especialmente aquéllas en ciencias de la vida, se trata de inversiones a largo plazo, y sus gestores seguirán invirtiendo en proyectos empresariales. No obstante lo anterior, sin duda veremos:

• mayores controles financieros y de gestión en sus inversiones

• más exigencia en el control del gasto en sus participadas

• procesos de selección de las nuevas operaciones más rigurosos

• negociaciones más duras de los precios y condiciones de entada

2.- Si las condiciones del mercado hacen difícil la salida a los mercados financieros o de M&A de las compañías apoyadas por el capital riesgo, los inversores tendrán a la fuerza que comprometer más fondos en sus participadas, lo que limitará los recursos disponibles para nuevas operaciones. Si esta tendencia se acentúa, el entorno para las empresas en fase semilla que no cuenten ya con inversores de capital riesgo o "business angels" se va a tornar muy difícil.

3.- A esto hay que añadir el hecho de que la primera fuente tradicional de capital para las empresas en fase de constitución o "start up", las familias, amigos, préstamos personales etc., también se está secando debido a la crisis económica. Si en algún sitio se necesita la ayuda pública a la innovación y a la creación de empresas tan prometida por los gobiernos, es en esa fase y en estos momentos.

4.- El sector de la biotecnología ha recibido inversiones con una tendencia creciente, en cantidad y número de operaciones de forma consistente durante los últimos 54 trimestres, con un único año de parón, entre 2002 y 2003, y los datos de los últimos trimestres no muestran de momento ningún cambio de tendencia. Esto podría indicar una reacción selectiva del capital riesgo a la crisis económica, manteniendo el nivel de inversión en biotecnología, básicamente en nuevos productos de terapia y diagnóstico, dónde la demanda sigue creciendo y tiene un comportamiento acíclico.

5.- Por el contrario, la inversión en equipamiento médico se reduce, descontando una menor demanda de bienes de equipamiento en los próximos años por las previsibles reducciones de presupuesto en el sector hospitalario, recortes que ya estamos viendo.

6.- A pesar de la histórica tendencia creciente de inversiones en el sector de la biotecnología ya mencionada, la irrupción con fuerza de muchas empresas en el sector de Energías alternativas y Tecnologías limpias puede suponer un cambio en el equilibrio de inversiones por sectores. En general en el sector de biotecnología, con procesos de maduración más largos, los plazos de inversión son mayores. Podemos asistir en los próximos meses a una desviación de recursos hacia el sector de Energía y Tecnologías limpias en detrimento de ciencias de la vida.

7.- Si tenemos en cuenta que el mayor número de las primeras inversiones se producen en las fases más tempranas, cruzando los datos y las tendencias, es muy probable que en los próximos trimestres veamos una evolución en el número y cuantía de las inversiones en fases tempranas hacía menor número de operaciones y de menor importe. Habrá que estar atento a esta evolución, muy peligrosa desde el punto de vista de creación de nuevo tejido industrial.

8.- Por el contrario, esta situación puede ser una oportunidad para algunas empresas de capital riesgo, que al disponer de menos recursos para invertir, pueden decidir dirigir su interés hacia fases más tempranas que requieren menor cuantía por operación. Esa puede ser una manera de diversificar su riesgo y continuar invirtiendo en nuevos proyectos.

Aventurarse a predecir el futuro en estos momentos de turbulencias se ha demostrado muy arriesgado y sólo el tiempo nos dirá si nos hemos aproximado a la realidad, o ésta nos sorprende de nuevo. Seguiremos informando.

0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies