•   
  •   

Despertar la llama interior (Premio Emprendedores)

El pasado 13 de noviembre se entregaron los IV Premios Emprendedores, cita ineludible del mundo de la economía, la educación y la empresa. El acto tuvo lugar en el Hotel Palace, escenario habitual, y fue patrocinado por Villa Massa. Más de 300 representantes de las finanzas, la empresa y la formación empresarial se dieron cita, un año más, en la entrega de los Premios Emprendedores, que ya van por la cuarta edición. En esta ocasión, el encargado de abrir la sesión con una conferencia magistral s...

El pasado 13 de noviembre se entregaron los IV Premios Emprendedores, cita ineludible del mundo de la economía, la educación y la empresa. El acto tuvo lugar en el Hotel Palace, escenario habitual, y fue patrocinado por Villa Massa. Más de 300 representantes de las finanzas, la empresa y la formación empresarial se dieron cita, un año más, en la entrega de los Premios Emprendedores, que ya van por la cuarta edición. En esta ocasión, el encargado de abrir la sesión con una conferencia magistral sobre automotivación fue José Ballesteros, quien propuso a los presentes un interesante ejercicio para "limpiar" la mente y recuperar ese niño pequeño que todos llevamos dentro. Como no podía ser menos, la crisis también sobrevoló por algunos discursos, pero como insistió el director de Emprendedores, Alejandro Vesga: "de la crisis se sale con el espíritu emprendedor y el año 2009 va a ser el año del emprendedor".

DESPERTAR LA LLAMA INTERIOR

Presentación

La Conferencia de José Ballesteros es una lección de optimismo, como el que empapa todo lo que tiene que ver con la revista, reivindicó Alejandro Vesga, su director, en la presentación: "Somos optimistas y lo somos de forma decidida, porque es la única forma de resolver las dificultades". Vesga agradeció la presencia de todos los asistentes a lo que él calificó como "la fiesta de las empresas, porque aquí no sólo se premia a las empresas, sino que se gestan nuevos proyectos y se impulsan iniciativas".

Conferencia de José Ballesteros

"La soledad del jefe en tiempos difíciles está en su grado máximo, por eso hemos buscado a alguien que nos explique dónde encontrar la inspiración y que nos ayude a responder la pregunta "y quién me motiva a mí", y ese alguien lo hemos encontrado en José Ballesteros". Con estas palabras, Alejandro Vesga introdujo al orador granadino, fundador de VESP (Vías para la Evolución y Superación Personal) un método exclusivo de formación en comunicación, ventas, desarrollo personal y relaciones humanas.

Ballesteros recordó a los presentes que cuando nacemos lo hacemos con una llama interior que nos empuja a querer sentir todo, probar todo y tocar todo. "Un niño no se pregunta si puede andar, simplemente se lanza a hacerlo, porque todavía tiene la mente limpia, libre de los mensajes negativos que vamos recibiendo a lo largo de nuestra vida".

Para Ballesteros, el camino de la motivación pasa por cuatro elementos:

  • Tener un sueño, "si somos capaces de soñar es porque somos capaces de hacer realidad ese sueño"
  • Transformar ese sueño en meta, "un sueño convertido en meta nos mueve, un sueño no convertido en meta nos frustra"
  • Iniciar el cambio, "cuando nos plantamos unos objetivos y los cumplimos se producen cambios"
  • Desarrollar una comunicación interior constructiva.

La diferencia entre ver un cuadrado, un círculo o ver la misma figura -es decir, un cilindro, visto desde arriba o de lado- al contemplar los dos dibujos está en esa comunicación interior constructiva que, según Ballesteros, nos ayuda a eliminar toda la negatividad que "ensucia" nuestra mente limitándonos y que se apoya en cuatro pilares.

El primero, retoma el viejo axioma de Henry Ford: "Tanto si creo que puedo como si creo que no puedo, estoy en lo cierto: los que creen que sí consiguen sus objetivos. Los que creen que no se frenan a sí mismos y efectivamente tampoco lo consiguen. Un niño pequeño puede con todo porque no se pregunta si puede o no, simplemente lo hace".

El segundo pilar nos impele a compararnos sólo con nosotros mismos: "rodéate de los mejores, pero no te compares con los demás, porque eso te hace daño. Compárate contigo: ayer no pudiste hacer algo, hoy sí. Eso es lo importante".

El tercer pilar se sustenta sobre la necesidad de hablarnos a nosotros mismos con el mismo cariño que le exigimos a nuestro mejor amigo "porque una cosa es ser exigente y otra ser masoquista. Tenemos un hábito tremendo de hablar mal por eso hablamos mal a los demás y por eso nos autolimitamos".

Y el último pilar es vigilar las palabras y las preguntas que utilizamos con nosotros mismos: "complicado, difícil, imposible son palabras muy limitantes. ‘Intentar’ es sinónimo de ‘no hacer’. ‘Debería’ es la carretera que lleva a la perdición. ‘¿Por qué?’ Es la pregunta que provoca muchas respuestas negativas. Hay que romper esa barrera y empezar a preguntarnos ‘¿por qué no?’, ‘¿qué puedo aprender?’ y utilizar palabras como reto, oportunidad, esperanza, tener que, voy a hacer…"

Al final, se trata de alcanzar la vía de motivación constante: Sueño= Meta= Cambio= Comunicación interior constructiva.

O lo que es lo mismo: "ese que meces. El niño pequeño que llevas dentro. Es necesario volver a esa mente limpia de mensajes negativos y sacar ese niño para avivar el fuego interior".

 

 

0.0/5 rating (0 votes)

Comments (1)

  • jfa@knowsquare.es

    jfa@knowsquare.es

    30 Noviembre 2008 at 20:17 | #

    Impresionante las palabras de Antonio Garrigues al recoger su premio. "Es una profunda falta de educación que un directivo se muestre pesimista en estos tiempos"..

    reply

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies