•   
  •   

La historia sintética (Artículo HDBR)

Artículo seleccionado del último número de la HDBR, en el que a través de este intrigante título se nos anima a crear alternativas de pasado para tomar decisiones de futuro. Uno de los problemas que tenemos para comprender el riesgo de la transición es que, cuando miramos al pasado, vemos un camino histórico y aprendemos rápidamente a verlo como algo obvio e inevitable. De igual forma, cuando miramos hacia delante, vemos una historia futura. La llamamos nuestra "base de previsión", el "caso más probable" o la "perspectiva". Mientras que una parte de nuestra mente sabe que siempre hay incertidumbre acerca del futuro, otra parte se siente rápidamente cómoda asumiendo que el futuro que nosotros consideramos más probable es, de alguna forma, real e, incluso, inevitable. Esa suposición lleva a un vago y despreocupado no-pensar sobre el futuro.

Para remediar este punto en blanco en nuestro pensamiento, necesitamos cambiar nuestra visión tanto del pasado como del futuro. Cuando miramos al pasado, tenemos que ver un número de historias alternativas dominantes que pudieron haber ocurrido fácilmente. Ver el mundo en términos de posibilidades múltiples (lo que Jorge Luis Borges llamó "el jardín de los senderos que se bifurcan") es una forma distinta de ver la vida de una manera increíblemente humilde porque reconoce el rol vital del cambio en la historia que nos ha formado. Estar preparado para una transición y saber cómo transformarla de amenaza en crecimiento debería ser parte del arsenal estratégico de todo directivo.

Aplicar esta regla puede ser humillante, incluso doloroso. Cuando usted realmente trabaja en sumergirse en la realidad de una situación pasada –la información disponible en ese momento, las presiones de tiempo con las que trabajaban los líderes y, sobre todo, las presiones psicológicas, organizativas y sociales que afrontaban ("¿Qué pensará la gente?")–, puede muy bien verse forzado a admitir que, en esas circunstancias, podría haber cometido exactamente los mismos errores que cometieron sus predecesores. Sin embargo, eso es parte del valor de la historia sintética. Vivir esa clase de toma de decisiones bajo grandes presiones en retrospectiva es una forma de prepararnos para retos similares a los que nos enfrentaremos la semana próxima o dentro de un año. Aún podría dar un mal paso al ser forzado a decidir al vuelo, en tiempo real. No obstante, haber vivido un número de decisiones por medio de la reproducción de vídeo ampliada que es la historia sintética aumenta sus posibilidades de tomar la decisión correcta en el juego real.

Los cambios tecnológicos no son el único tipo de riesgo que llama a la apuesta doble. (La apuesta doble es una variante a gran escala de una estrategia conocida de juegos como el blackjack y las carreras de caballos, en los que el jugador cubre sus apuestas al poner dinero en dos o más resultados, con lo que incrementa las probabilidades de una recompensa ganadora. O, como dijo el legendario jugador y entrenador de béisbol Yogi Berra, "cuando te encuentres una bifurcación en el camino, síguela"). A veces el riesgo implica una combinación de diseño de negocio y tecnología. Cuando un nuevo modelo de negocio emerge, la astuta doble apuesta puede ser necesaria para salvar su empresa. En último término, no importa demasiado si el riesgo proviene de una nueva tecnología o un cambio en el diseño del negocio que tenga poco que ver con la tecnología. La apuesta doble brinda la seguridad de proteger su negocio y abre una fuente potencial importante para nuevos crecimientos.

Artículo completo en "Documentación relacionada"

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies