•   
  •   

¿Será India la gran triunfadora de la crisis económica? (Nota Técnica)

Ni terrorismo ni crisis económica. Nada parece parar a este gigante asiático, tan desconocido hasta hace bien poco como potencia económica para el gran público español. Bombay, la mega ciudad escenario de la oscarizada Slumbag Millionaire, parece no parar las 24 horas del día y desde luego no ha parado en los últimos meses. Las tiendas del centro comercial de Phoenix Malls se muestran llenas de ávidos compradores y los restaurantes de la pudiente y estilosa zona del SoMo (sur de Mumbai) están re...

Ni terrorismo ni crisis económica. Nada parece parar a este gigante asiático, tan desconocido hasta hace bien poco como potencia económica para el gran público español. Bombay, la mega ciudad escenario de la oscarizada Slumbag Millionaire, parece no parar las 24 horas del día y desde luego no ha parado en los últimos meses. Las tiendas del centro comercial de Phoenix Malls se muestran llenas de ávidos compradores y los restaurantes de la pudiente y estilosa zona del SoMo (sur de Mumbai) están repletos.

Los lujosos hoteles están llenos de inversores y hombres y mujeres de negocios que apuestan por el futuro económico de la India. Han pasado solamente tres meses desde uno de los más sangrientos y despiadados atentados terroristas de los últimos años (y la muestra de donde escoger es amplia), que dejó 188 muertos y una enorme sensación de horror en todo el mundo, y sin embargo los locales y turistas de todo el mundo se siguen acercando al monumento Gateway of India y al Hotel Taj Mahal Palace and Tower, testigos y escenario de los atentados. Sólo la imponente seguridad perimetral con tanques y vehículos blindados hace recordar los mismos.

Las predicciones de los analistas económicos mundiales para la India coinciden en que su crecimiento en 2009 será menor que en los años anteriores. El Banco de Desarrollo Asiático ha rebajado las expectativas de crecimiento del producto interior bruto indio a 6.5%, frente a un crecimiento del 9,8% en 2008 y 2007. El Banco Mundial va aún más lejos y cifra el crecimiento en el 5,8%. Está claro que no existe ningún país a prueba de crisis económica, pero ya les gustaría a las economías occidentales, entre ellas la española, sobrellevar la crisis con unas cifras así. Algunos analistas van más allá y predicen que la India va a salir de esta crisis económica mucho más fortalecida que otros países y antes, gracias a su capacidad de innovación y desarrollo tecnológico.

La India ha evolucionado en los últimos 30 o 40 años de ser una economía fundamentalmente agraria a una sociedad de servicios, sin pasar casi por el desarrollo de una economía industrial y manufacturera como ha sucedido en Europa y EEUU. A diferencia de China, que ha basado su crecimiento económico fundamentalmente en el sector industrial y manufacturero aprovechando sus bajos costes salariales, el modelo indio basado en el sector de servicios, fundamentalmente outsourcing de servicios informáticos, back office, servicios al cliente etc.… y en la industria del software, le va a permitir capear mejor el temporal de una crisis que reducirá la demanda de bienes de consumo (afectando por tanto a China y otros países manufactureros), pero no de servicios básicos de los negocios a coste competitivo.

En efecto, las exportaciones suponen solamente el 14% del producto interior bruto de la India y se estima que su crecimiento anual se ralentizará hasta el 5%, desde crecimientos del 16% en 2008 y 22% en 2006 y 2007. Sin embargo la industria del outsourcing frenará mucho menos su crecimiento, hasta el 20-22%, frente a un crecimiento del 25% en 2008.

Al haber apostado por este modelo, la India ha tenido que hacer un gran esfuerzo en educación que en los próximos 10-20 años significará la incorporación de cientos de millones de nuevos consumidores, licenciados universitarios y emprendedores que harán crecer el consumo y la demanda interna, generando un gran impulso económico. Este efecto ya se está dando: en enero de 2009 se han incorporado 15,4 millones de nuevos usuarios de teléfonos móviles. BMW acaba de abrir un concesionario nuevo en Delhi y Rolls Royce ofrece su nuevo modelo Phantom Coupe en la India.

Romi Malhotra, chairman de una compañía de formación de ejecutivos de Bangalore, Dominion, afirma que los jóvenes emprendedores indios, la "generación Y" de la India, tienen el talento, la educación y el hambre necesarios para crear la nueva ola de compañías tecnológicas en los próximos años .

La India puede que no posea aún una compañía como Amazon.com, EBay o Etrade, dice Mohanjit Jolly, responsable de la compañía de capital riesgo Draper Fisher Jurvetson India en su oficina de Bangalore, pero si miras a los datos demográficos, las aspiraciones y el espíritu emprendedor, el potencial es impresionante.

Sin embargo la India tiene ante si grandes retos. Su renta per cápita es de poco más de 1000 dólares, aunque las diferencias en el reparto de la riqueza son abismales. El país no cuenta con un mínimo de infraestructuras básicas, claves a largo plazo, y el gobierno debe acelerar su terminación si quiere estar preparado para el crecimiento futuro. La inflación es endémica en el país y llegó al 12% en 2008, aunque ahora con la bajada de los precios del petróleo se ha reducido hasta el 5%.

Excepto quizá las grandes corporaciones indias, las pequeñas y medianas empresas así como los emprendedores se enfrentan a un brillante y prometedor largo plazo, pero a un duro 2009 y 2010.

La inversión extranjera en el país, de la mano de inversores y compañías de capital riesgo ha caído y continuará cayendo en los próximos trimestres. Según estimaciones de Bain Capital, el valor de las transacciones de capital riesgo en India en 2009 se va a ver reducida en varios miles de millones de dólares, hasta los 5 o 6000 millones, aunque esperan un repunte en la segunda mitad del año.

Ajay Shah, un ejecutivo senior del Instituto Nacional de Política y Finanzas Publicas, considera que la India es una "economía de mercado pre-moderna" que carece de un buen sistema financiero de deuda integrado que permita movimientos y trasvases rápidos de dinero. Las grandes corporaciones como Tata y las otras en el Top 100 serán capaces de captar dinero de múltiples orígenes y fuentes, pero otras compañías, especialmente las compañías familiares o las de nueva creación, van a tener enormes dificultades para acceder a financiación y se van a enfrentar a graves déficits de flujos de caja.

¿La parte positiva? La crisis forzará a inversores y compañías a valorar los mercados de nuevo, rediseñar sus negocios y emerger en mejor forma y más fuertes. Entre los principales analistas hay consenso en que el largo plazo parece muy prometedor en la India para un gran numero de empresas en los sectores tecnológicos más punteros (servicios de outsourcing, software, farmacéutico, educación etc.). Por eso la pregunta es: ¿será la India uno de los triunfadores de la crisis económica?

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies