•   
  •   

El poder y las ideas en el siglo XXI; quién los tiene, quién los tenía pero los ha perdido y quién los necesita (Conferencia de Moisés Naïm)

Moisés Naïm ha afirmado: "Lo que hemos visto en todos los casos de crisis -en Grecia y, ahora, en Irlanda- es que se produce una primera etapa de negación; después, de rechazo; luego, de no aceptación; y, entonces, poco a poco, se va asumiendo la existencia de una crisis que requiere decisiones muy profundas y que han sido pospuestas hasta que se toman cuando ya es tarde. El ejemplo de Grecia es claro: si la reacción se hubiese tomado antes, no tras seis meses de negociaciones y de negación por parte de los países europeos, especialmente Alemania y la propia Grecia, el coste del rescate hubiese sido la mitad de lo que resultó ser. Hay que aprender que estas crisis primero generan rechazo y negación para después pasar a la resignación e, inevitablemente, a tomar las medidas que la situación requiere".

Miércoles, 17 de noviembre de 2010. Conferencia Magistral de Moisés Naïm. Sede de la Fundación Rafael del Pino, en Calle Rafael Calvo, 39 Madrid. Asistentes: 150 personas aproximadamente, Aforo completo.

Sobre el ponente

Moisés Naïm es Director de la revista Foreign Policy (FP) y Presidente del G-50. Fue Ministro de Fomento, Turismo y Comercio en Venezuela.

Doctor en Ciencias Económicas por el Massachusetts Institute of Technology, Moisés Naïm fue incluido por el World Economic Forum como miembro del International Media Council y es presidente del G-50 así como miembro de la junta directiva del National Endowment for Democracy y de Population Action International. Asimismo, ha sido ministro de Industria y Comercio de Venezuela y director ejecutivo del Banco Mundial.

Moisés Naïm es experto en asuntos de política y economía mundial. La revista FP, que dirige desde hace una década, es considerada una de las publicaciones más influyentes del planeta. Ganadora de los principales premios de la industria editorial, incluyendo el National Magazine Award. En la actualidad, FP se publica en 12 idiomas y se distribuye en 180 países.

Moisés Naïm colabora regularmente con los periódicos Financial Times, El País, The New York Times, Newsweek, Corriere Della Sera, Le Monde, Berliner Zeitung y muchas otras publicaciones de alcance mundial. Ha publicado ocho libros, el más reciente titulado "Ilícito. Cómo traficantes, contrabandistas y piratas están cambiando el mundo" calificado como "Libro del año por The Washington Post", cuya tesis central es el impacto negativo del comercio ilegal internacional sobre los gobiernos y la economía mundial. Recientemente un documental basado en esta obra ha obtenido un premio "Emmy".

Resumen oficial de la Fundación Rafael del Pino

Moisés Naïm cree que: "en la reunión del G-20, en Seúl, la diversidad del grupo ha reflejado los intereses encontrados de estos países, que tienen diferencias en sus problemas y en su crecimiento, en la valoración de su divisa, en sus relaciones comerciales y en su manera de atacar la crisis. Toda esta diversidad impide grandes acuerdos. En todo caso, es importante que se reúnan, ya que se logran ciertos acuerdos. En Seúl se avanzó en temas técnicos, quizá menores en conjunto, pero de importancia. Por ejemplo, ahora el proceso de toma de decisiones del FMI refleja más fielmente el reparto del poder financiero en el mundo, no como antes, cuando mostraba la estructura derivada de la Segunda Guerra Mundial. Pero el mundo espera mucho, ya que los problemas siguen siendo graves y hay países estancados cuyas poblaciones esperan ansiosamente poder ver la luz al final del túnel".

Resumen Know Square

Conferencia fuera del marco de la actualidad. El autor reflexiona sobre los mecanismos actuales del poder y el futuro de las ciencias políticas.

Según Naïm, las noticias se presentan en los medios de comunicación de forma tal que en su mayoría caben en dos cestas:

- Cesta del ascensor - entiende el mundo en función de quién sube y quién baja.
- Cesta de los horrores transnacionales - el tipo de problemas que no puede solucionar un país por sí solo.

A este respecto, él nos propone compartir su visión de las cuatro brechas:

1. La brecha que hay entre quienes piensan y quienes hacen: académicos y ejecutores. Diferente "mindset".

No quiere decir que los académicos no sepan actuar o que los políticos no sepan pensar, lo que quiere decir es que sus ámbitos apenas se encuentran. Hay algunas excepciones, una elite de académicos que sí tienen acceso a los resortes del poder y actúan sobre los creadores de política, pero lo cierto es que la mayoría de los académicos escriben "papers" que sólo leen 500 colegas, "papers" irrelevantes en política.

Comenta Naïm que en su revista publicaron un estudio del avance en Ciencias Políticas en los últimos 10 años: lo que se sabía entonces y lo que se sabe ahora. El resultado era deprimente: estancamiento total en conocimiento, a diferencia de otros campos. Después de millones de dólares invertidos no se sabe mucho más. Lo mismo ocurre con todo aquello que sirve para la correcta toma de decisiones: apenas hay avance. Se observa entre los académicos de ciencias políticas un gran desdén por la realidad del mundo.

En resumen, hay una coexistencia pacífica con la irrelevancia. La explicación reside en los incentivos de los académicos.

2. La brecha entre la producción de ideas de EE.UU. y el resto del mundo. No es que sean mejores o peores, es una cuestión de volumen.

Las ideas europeas cuesta que prendan. En su revista, Naïm reconoce haber hecho un gran esfuerzo parar encontrar nuevas voces con ideas interesantes. Pero reconoce igualmente que Estados Unidos tiene un monopolio sobre la conversación. Eso es malo porque está descompensado.

3. Entre la demanda y la oferta de bienes públicos. La globalización ha aumentado la demanda de respuestas colectivas y transnacionales. Cuando esa demanda supera la oferta, el resultado es inflación. Así, hay un exceso de demanda de seguridad transnacional. El resultado inflacionario es el aumento de muertos. Lo mismo ocurre con el calentamiento global, las guerras cambiarias, etc.

Con el poder muy dispersado se puede vetar todo. Hay que desatrancar la toma de decisiones.

Naïm propone el minilateralismo. Sentar a 192 países es difícil porque sólo se puede llegar a acuerdos de mínimo común múltiplo. Sin embargo, con el mini-lateralismo el resultado es diferente, ya que hay 12-15 países que son el 80% del problema (bien porque lo generan o bien porque lo solucionan). El sistema no es democrático y es elitista. Cierto. Pero es que no hay otra alternativa.

¿Por qué es tan difícil que se pongan de acuerdo? Porque las políticas domésticas que chocan cada vez más con la globalización. Mantienen su ámbito de independencia pero son inefectivas.

4. Entre el poder disponible y el poder necesario. Hay cada vez menos poder concentrado. El poder es como una "u" invertida: en una esquina está el poder superconcentrado y en la esquina contraria la anarquía. Ninguno de los polos es positivo. Lo adecuado está en el medio.

En muchos casos el poder se ha evaporado, se ha dispersado y no tiene peso. El pentágono, por ejemplo, con su poder disminuido por Iraq y los talibanes, o los piratas somalíes. Otro ejemplo, el vaticano tenía el monopolio en el market share de almas. Ahora hay evangelistas y pentecostélicos ocupando parte de la cuota de mercado. En el ámbito de medios de comunicación, el New York Times era la fuente de opinión primaria. Hoy es el Internet, y los tan famosos "wikileaks" (información confidencial vertida en la web). Hasta en la filantropía hay más competencia. Ahora tenemos a la Fundación Gates, por ejemplo.

En conclusión: a pesar de que el tono es de preocupación en el fondo hay un poso optimista que quiere trasladarle al público ya que las nuevas ideas dan un mayor empuje al mundo.

Tras su charla, breve, se abrió una sesión de preguntas y respuestas.

Sobre requisitos mínimos para llegar al poder

Naïm no está de acuerdo con imponer credenciales académicas para llegar al poder (una especie de master en ciencias políticas o dirección política). Para Naïm, la clave está en los partidos políticos y sus procesos. Cuando fallan, falla la democracia. El resultado son los casos del payaso Tiririka en Brasil, de Belén Esteban en España (unas encuestas afirman que sería la tercera fuerza del país si se presentase), la diputada republicana de Delaware Christine O'Connel. Naïm lo llama la globalización de hongos: personajes que logran atraer la popularidad de la gente. ¿Cómo evitar a esos advenedizos? Con eficaces partidos políticos. En la última década hemos asistido al éxito abrumador de las ONG y el hundimiento del prestigio de los partidos políticos.

Sobre los nuevos canales (Internet, Facebook, Twitter)

Naïm se congratula que el marketing viral haya sido un éxito de comunicación política. Los nuevos canales son nuevos canales de participación, pero no se usan todavía como medio de democracia participativa. Nos recuerda que son sólo instrumentos, y por lo tanto pueden ser bien y mal usados. De hecho, Obama ha demostrado usarlos bien como canal de comunicación pero incapaz de usarlos para tomar decisiones. Le consta que lo han intentado, pero la estructura de gobierno lo impide.

¿Qué tipo de formación para un líder político?

Es evidente que un dirigente mejor formado tomará mejores decisiones, pero esa formación no tiene por qué ser reglada. Tampoco está tan convencido de que lo mejor sería tener una población bien formada. Y pone como ejemplos los casos de Hitler y Perón, elegidos por países con una alta formación. Dando por bueno la premisa: que hay que formar a la población, alerta de que eso no nos libra de malas decisiones.

Sobre una posible sexta brecha: los "risk takers" y los "risk bearers"

Un asistente le pregunta si existe una sexta brecha: entre aquellos que toman los riesgos (mercantiles, bancarios) y los que luego asumen el coste de ese riesgo, dejando a los primeros libres de culpa. Naïm comenta al respecto que las fallas capitalistas se responden con acciones gubernamentales, pero hay que estar prevenido porque, a su vez, esas acciones pueden dar lugar a fallas gubernamentales.

Comentario

Naïm nos ofrece esta entrevista porque, como él mismo reconoció al inicio, está haciendo una prueba con los asistentes. Quiere ver cómo reaccionamos ante sus ideas.

De nuevo, demuestra que está en una posición privilegiada, ya que a su alrededor fluye muchísimo contenido político y él es capaz de combinarlo hasta dibujar un retrato de lo que está ocurriendo a nivel mundial.

En este caso es unan combinación de ideas que no tienen un hilo argumental pero que buscan provocar debate. Lo consigue.

Notas como speaker

- Habla de pie, sobre atril.
- Buen orador, excelente español, fluido.
- Es excelente en preguntas y respuestas. Contesta directamente, incluso con "no" (o "sí") rotundo.
- Puede mejorar en oratoria.

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Comments (1)

  • eliasramos_@hotmail.com

    eliasramos_@hotmail.com

    17 Diciembre 2010 at 20:43 | #

    Me sorprende la referencia a Hitler y Perón. Desconozco si en la conferencia esfozó otras circunstancias pero parece muy superfical. Los compotamientos de las élites y las masas en estos casos concretos necesitan una reflexión más amplia y tiene bastante que ver con el título de la conferencia.

    reply

Leave a comment

You are commenting as guest.