•   
  •   

Breves sugerencias para iniciarse como emprendedor (Artículo)

El mercado laboral ha cambiado y mucho, sobre todo para los nuevos trabajadores; básicamente el cambio se puede definir de pasar de un empleador que daba trabajo a unos empleados a un conjunto de personas que colaboran. Muchas personas que quieren trabajar se encuentran con un entorno en que no hay empleadores claros y surge como única posibilidad la colaboración. Los economistas le llamamos a esto relación mercantil pero en el fondo es una nueva manera de trabajar en la que todo son colaboraciones.

Las principales ventajas de ser autónomo, es decir, trabajar por cuenta propia, es que se carece de un jefe y todo son proyectos con las empresas y a medida que estas van necesitando más a esa persona le van asignando más proyectos y así va consiguiendo trabajo. La desventaja es que el trabajador tiene que presentarse mucho y emprender de alguna manera y además recaen sobre sus espaldas todos los tramites de Seguridad Social,  Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y demás que le correspondan, para lo cual suele necesitar de un asesor profesional empresarial que le ayude y guie en los papeles.

Debido a la obligación que tiene de presentarse bien sea por teléfono o presencialmente a las empresas y de vender sus servicios no puede hacer el backoffice fiscal sobre todo cuando ya tiene un cierto volumen de clientes y facturación.

Sin embargo ser autónomo no es un camino de rosas y no conviene precipitarse y por un pedido pequeño dar el paso. Si las cosas van bien y los clientes ofrecen presupuestos y proyectos importantes en cuanto a cantidad entonces sí pero sino es mejor esperarse a que “la siembra de frutos”.

Una vez realizada la constitución, desde un punto de vista fiscal, el principal impreso a rellenar es el modelo 036 o 037 más conocido como declaración censal que se presenta a la AEAT y después a la SS donde se rellena otro impreso. Esto implica un pago mensual que ahora con la tarifa plana de autónomos son 50 euros pero  durante un tiempo. Después el pago es de 226 euros mínimo.

Y una vez realizados estos trámites el trabajador por cuenta propia, yo prefiero llamarle así ya que son la mayoría dentro de este colectivo y que como mucho añaden a uno o dos trabajadores a su empresa,  pasa a tener que trabajar en los proyectos o colaboraciones que le vayan surgiendo. Muchas veces ya tenía colaboraciones de poco importe y en un cliente importante dan el paso de ser autónomos.

Los economistas que realizamos todos los tramites de los autónomos así como sus impuestos y cuentas sabemos que los emprendedores disfrutan de una serie de deducciones que un contribuyente normal no puede hacer pero eso si tiene que facturar cantidades importantes de dinero, sino el proyecto en sí mismo no tiene sentido. Para eso hace falta  coraje y persistencia, sobre todo esto último de la persistencia y a veces hay que insistir mucho con las posibles empresas hasta que “se abra un poco la puerta”.

Así que como vemos este camino para trabajar no es nada fácil y más allá del bombo y platillo del gobierno es algo que siempre ha habido. Muchos dicen que la magnitud de la crisis económica ha hecho  que sea una de las pocas salidas que quedan  y posiblemente tengan razón.

Las ventajas son que muchos trabajadores por cuenta propia van a ganar mucho más dinero que si lo hicieran por cuenta ajena, como todo el mundo entiende y que se generará riqueza y empresas ya que muchos autónomos acaban fundando su propia empresa. Además este camino debería conducir a generar puestos de trabajo en asesorías y consultorías laborales fiscales y contables ya que como he comentado antes los emprendedores no pueden hacer sus cuentas ni sus impuestos porque si lo hicieran como me comento uno de ellos no trabajarían en su negocio.

Los retos que se encuentran es que la dependencia de los proyectos es elevada y que los gastos que soporta el autónomo también lo son debido a que prácticamente se tiene que pagar todo. Otro lado negativo es el tema del cobro de la facturación ya que hay mucho aplazamiento y morosidad y eso es criminal para el autónomo. Trabajar para empresas poco serias o morosas arruinaría a muchos de estos profesionales a la larga y tienen que tener siempre un ojo puesto en las facturas y sobre todo en su cobro. En eso muchas gestorías pueden ayudar aunque una mayoría de ellas se desentienden de las facturas del autónomo y solo les hacen los impuestos y punto final. Aquí las asesorías y gestorías tienen un campo de crecimiento.

En todo caso las cifras del último mes de septiembre parecen indicar que la tendencia es de un aumento de los trabajadores por cuenta propia o colaboradores y una disminución de los de cuenta ajena. Así se desprende que por un lado hayan aumentado las cotizaciones a la seguridad social y por el otro haya aumentado el paro. Va en consonancia con el fomento del emprendimiento que patrocinan casi todas las administraciones y que genera trabajo por cuenta propia aunque a menudo estos trabajadores acaban contratando o colaborando con alguno de los otros.

Para terminar este trabajo decir que esto siempre ha existido en España. Y que muchos trabajadores por cuenta propia son personas con persistencia, coraje y capacidad de trabajo, aunque  estas virtudes  cualquier persona las puede aprender.

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies