•   
  •   

Impresiones de un viaje a Hong Kong, Shenzhen, Macau y Singapur - Crónica de viaje

Durante el mes de Noviembre 2012, realicé con mi esposa Blanca un viaje de dos semanas a lo que llamo algunas de las “ventanas de Asia”. El objetivo era captar de primera mano las transformaciones económicas y sociales que se están produciendo en este continente, que con su fuerza demográfica y la pujanza de una clase media emergente, su relativo menor desarrollo y ausencia de desequilibrios financieros, tiene un futuro de crecimiento económico imparable. De la misma forma, el sistema político de la zona, en algunos casos regímenes democráticos dirigistas como en Singapur, hasta dictaduras políticas como en el caso de Shenzhen (“mainland” China) o los regímenes en transición como Hong Kong o Macau (ambos “Special Administrative Regions” dentro de China, principales exponentes de “un país, dos sistemas”), y la ausencia de un estado del bienestar o protector como está configurado en Europa, son catalizadores importantes de la estructura económica y social.

Las ciudades que visité no son el único exponente digno de mención en las transformaciones de la zona. Para otra ocasión dejaré Taiwan, Seúl, Kuala Lumpur y Shanghai. Fuera de esta zona, creo que merecen otro viaje separado New Delhi y Mumbai en India, y Tokio en Japón.  Y por supuesto, y ya en otro bloque, merecen observación separada los países de la zona del Middle East y de Latinoamérica, que cuentan con similares atributos de potencial frente a los "países maduros" del mundo que llamamos "occidental".

Hemos tenido el privilegio de ser "acogidos" y tener frecuentes reuniones con expatriados y locales de la zona lo que me permite amplificar mi comprensión de lo que quiero ver allí. Entre ellos, se encuentran empresarios, artistas, diplomáticos, financieros y abogados. De la misma forma, he tenido valiosa ayuda local experta sin la cual hubiera perdido un tiempo precioso. No cito sus nombres por discreción, pero les agradezco profundamente el cariño y amabilidad que han mostrado con nosotros.

• Tanto Hong Kong, Singapur y Macau son importadores netos de bienes físicos y exportadores de capital al ser centros de negocios y gestión de riqueza que invierten local, regional o globalmente. Su éxito económico proviene de las políticas de sus dirigentes en los últimos 50 años y en su capacidad para crear las condiciones para atraer riqueza. Han usado su enclave logístico (HK y SG) para ser de los mayores puertos de Asia, han creado un entorno amigable para la creación y mantenimiento de empresas, y son de los mayores centros financieros de Asia, junto con Tokio y Shanghai.

• Shenzhen es la primera gran ciudad fronteriza "totalmente china" limitando al norte con Hong Kong. Era un pueblo de pescadores hace 30 años y hoy tiene más de 9 millones de habitantes. Fue la primera ciudad proyecto de Den Xiaoping para convertir China en el centro manufacturero del mundo. Inundó Shenzhen con chinos del centro y norte del país que casi sin ninguna logística cambiaron sus casas en el campo por una ciudad donde los rascacielos crecen día a día. Arrinconaron el dialecto chino cantonés imponiendo el chino mandarín que predomina en todo el país. Shenzhen es la ciudad donde se fabrican, entre otros, muchos productos Apple (mejor dicho, se ensamblan) por la taiwanesa Foxcom, que emplea a más de un millón de chinos en tres o cuatro factorías en todo el país. La uniformidad de China como país se favorece por la existencia de una etnia dominante, la etnia Han. En Shenzhen hay zonas "no visitables", pero hay que ver la ebullición en el distrito de los "electronics" en el barrio de Huaquiang Bei Lu. Dejo la explicación para el que vaya y vea el "ecosistema" tecnológico de electrónica de consumo con el que los chinos están "invadiendo" el mundo. En mi opinión, les falta creatividad e innovación, si además lo tuvieran ya o si lo desarrollan en el futuro, China será aún más temible.

• Al tiempo que estamos en la zona, se produce el cambio en la cúpula del gobierno y PCCh, con el ascenso de Xi Jinping. Hay dudas sobre la voluntad real de reforma y apertura social del nuevo gobierno. En HK hay protestas abiertas y públicas de movimientos como el Falung Gong, que dicen tener un apoyo enorme en el interior de China y que abogan por gobiernos más aperturistas. En China no hay Facebook ni Twitter, la red social por excelencia es Sina Weibo, estrechamente controlada por el gobierno y el PCCh. Tengo serias dudas de que estos movimientos no alcancen cada vez más autonomía y acaben impulsando cambios de gobierno. Como contrapunto, algún expatriado local que lleva tiempo en la zona me recuerda que el chino es conservador, poco rupturista y pide que le "lideren" por lo que no ve un cambio rupturista en el corto/medio, ya que los chinos, aunque de forma dosificada, cada vez tienen más "libertad". Además, ellos tienen su propia cultura, que no necesariamente tiene los mismos valores que la occidental nuestra.

• Por otra parte, el gobierno y el PCCh envían cada año enormes cantidades de las mejores jóvenes chinos a las mejores universidades en EEUU y resto del mundo para aprender sus técnicas para implantación "a la china" a su regreso. En esas fechas, veo la película "El último bailarín de Mao" y me pregunto si los mejores chinos querrán volver a China, pero la película se refiere a la China de hace casi 20 años y la China actual ofrece muchos más incentivos, si bien la libertad de expresión sigue coartada.

• Los sueldos de los trabajadores o coste de factor trabajo está subiendo en Shenzhen y en general en la zona costera china, por lo que multinacionales globales se están planteando la relocalización en zonas emergentes alternativas, más cerca de los centros de gran consumo (por ej. la zona norte de México), ya que tienen costes de factor trabajo ya comparables y una logística más cercana.

• Los chinos aman el consumo de lujo y son fanáticos del diseño. Saben que una marca no se construye en poco tiempo y tratan de comprar las mejores marcas establecidas. Las grandes marcas europeas o americanas venden masivamente en HK, Singapur y Macau, y se están introduciendo en "mainland" China. China trata de mover la producción barata al norte de China donde los costes salariales son bastante inferiores pero no es una estrategia permanentemente sostenible. China quiere moverse "up market" bien creando marcas propias en nuevas tecnologías donde la rotación de marca es superior, o entrando en el diseño y no sólo en la fabricación en la cadena de valor. Hasta perciben que la marca "Made in China" está asociada con baja calidad y tratan de crear una nueva marca que ya se ve en algunos productos "made in PRC" ("People´s Republic of China").

• Macau es el centro de juegos de azar por excelencia en Asia y seguramente del mundo. Quise verlo en directo para tener opinión de la propuesta de "creación de valor" de Adelson en el potencial "Eurovegas" en Madrid. Macau es otro SAR como HK. Fue colonia portuguesa hasta 1999, y como HK, durante 50 años China se ha comprometido a respetar el sistema económico, jurídico y social de los colonizadores previos. El "rule of law" en el caso de HK hace que sea el centro "anglosajón-asiático" por excelencia. Macau es sobre todo una economía que gira en torno al complejo de casinos, hoteles y ocio en la isla de Coloane (Macau, como HK, es una agrupación de multitud de islas). La riqueza que genera la construcción de los complejos de ocio (no perderse "The Venetian"), el mantenimiento, y el ecosistema de consumo y diseño de alto nivel, son apuestas que un país como España, dado su modelo económico, no puede perderse. Estos negocios encajan con los rasgos culturales, climatología y competencias que tiene una economía de servicios como la española.

• Macau crea tanta riqueza para su población que durante nuestra estancia el Chief Executive (así se llama al máximo cargo político en HK y Macau) anuncia una rebaja impositiva a varios niveles como consecuencia que tienen superávit público. Es curioso, llaman al presidente CE como si lo fuera de una empresa, y "devuelven capital" a los "accionistas-habitantes" vía reducción de impuestos. Qué contraste con Europa donde vía impuestos a los accionistas-habitantes nos piden capital o incrementan los impuestos. ¡No me extraña que Depardieu se haya hecho ciudadano ruso! ¡Y cada vez más prefieren invertir localmente que financiar la deuda pública de occidente! ¿Les suena?

• HK está siendo lentamente "invadido" por China. A diario, China deja entrar a 153 personas para residir en HK, siempre y cuando tengan permiso de trabajo, lo que hace que la población local se "mandarinice" gradualmente. La demografía de HK no permite reposición con crecimiento demográfico interno, y cada vez más necesitan de mano de obra joven. HK es también el lugar donde muchas mujeres chinas sortean la prohibición de tener sólo un hijo. Eso sí, las mujeres que vienen son las más ricas de China, lo que añade aún más potencial de riqueza a la zona.

• Asia y los emergentes necesitan cada vez menos a los países "desarrollados" de Occidente. Los inversores de los "hedge funds" proceden cada vez más de otros países "emergentes", y éstos invierten una parte cada vez mayor en otros países emergentes. Es por tanto, una inversión crecientemente endogámica. Mientras estaba en Singapur, una emisión de bonos preferentes perpetuos realizada por un banco árabe en el Middle East fue masivamente suscrita por inversores asiáticos, a un "all in cost" del 6%. Quien puede emitir así en Europa o EEUU sin el soporte "directo o latente" de la FED o del ECB?

• Pregunto si los expatriados tienen oportunidades en HK, y me dicen que cada vez menos. Hasta 2006 había una gran demanda, pero las empresas aquí pueden cada vez más contratar locales, muchos formados en occidente, que hablan inglés sin problemas, y... mandarín. Los occidentales aún no han hecho esfuerzos sistematizados para hablar la lengua de 1300 millones de personas, potencial mayor  foco de consumo del mundo.

• Los sistemas educativos y curriculares de Asia aúnan lo mejor de lo que observan en occidente y la templanza y cultura de sus civilizaciones, hoy en día no sólo sus universidades sino también sus escuelas pre universitarias están entre las mejores del mundo en general y especialmente en materias como ciencias, matemáticas, diseño, innovación. La cultura del esfuerzo, de la preparación y de la recompensa futura no tienen parangón, comparado con el "cortoplacismo" y relativa "veleidad" de occidente.

• Macau y HK compiten por cercanía y se observan en las políticas fiscales para no perder población residente. HK y Singapur compiten como centros de negocios, atracción y gestión de capital. Sus impuestos de sociedades y sobre personas están entre los más bajos del mundo. HK parte con ventaja como centro financiero, pero Singapur está creciendo más en atracción de empresas y su localización es privilegiada para capitalizar el crecimiento de las otras economías "menores" de Asia (zona de paso para India, Indonesia, Malasia, Filipinas,…). Además Singapur es independiente políticamente, mientras HK tiene la duda de cuál es el proyecto de China cuando terminen los 50 años tras el "hand over" en 1997. Además, está la competencia dentro de la propia China de Shangai, la gran ciudad comercial y costera de China, a escasas 3 horas de vuelo desde HK.

• Macau, HK, Singapur, Shenzhen son ejemplos de la tendencia de urbanización masiva de las poblaciones de la zona. "Succionan" personas por las oportunidades que ofrecen y plantean retos sociales y climatológicos incompatibles con la sostenibilidad y la calidad de vida en general. Son zonas de extrema desigualdad, de capitalismo a ultranza. Supongo que son el embrión de las "smartcities" futuras en la zona asiática. Son experimentos que hasta ahora funcionan y que se contraponen con la creación de comunidades de gente que se "baja del bus" y que vuelven a zonas más en contacto con la naturaleza en muchos lugares de Europa y EEUU. Viviremos tiempos con modelos diferentes, y ambos serán compatibles.

• Singapur es hoy en día el país con mayor riqueza per cápita del mundo. Singapur se ha configurado como una potencia en investigación, tecnología, finanzas, logística e innovación. Tiene uno de los regímenes más punitivos del mundo cuando se infringe la ley. Pero no es obstáculo para atraer a cada vez más talento de cualquier parte. Es una población multiétcnica, fundamentalmente chinos, malayos,  hindúes y musulmanes. Tiene casi 2 millones de expatriados. Es la diversidad y convivencia por excelencia. Tiene zonas étnicas específicas: Chinatown, la zona de Arab Street, Little India, una bellísima zona colonial... Pero todos están orgullosos de lo que les une: son "singaporeans".

• El gobierno de Singapur interviene muy directamente en la planificación de la actividad económica "influyendo" en los sectores que quieren desarrollar. Favorece o desincentiva por ejemplo a través de la mano de obra o talento que "importa". Me comentan que el gobierno quiere apostar por las finanzas, compitiendo con HK, y por el entretenimiento. El gran premio de F1 es un acontecimiento de máximo relieve, y Adelson ha empezado a incursionar en el mundo del ocio junto al Marina Bay Sands, el mítico complejo con forma de barco que une a tres torres de 54 plantas en la nueva zona de recreo y diseño junto al corazón financiero. El diseño de toda la zona refleja el gusto y el vanguardismo por el que apuesta la ciudad-estado. Obtener un permiso para trabajar en Singapur no es fácil. El gobierno sólo admite que entren personas que "aporten valor" que no pueda ser dado por los locales. No hay taxistas, ni cocineros "generalistas" ni camareros, ni barrenderos que no sean locales, o pobladores malayos que entran a docenas de miles con un "day pass" por la frontera a través de JB. Cuando un trabajador "de valor" es aceptado en Singapur, me comentan que incluso el ministro de finanzas le escribe una carta personalizada donde le "acoge con privilegio" en Singapur.

• Me comentan que en Singapur los ministros del gobierno ganan un millón de dólares al año, que además tienen incentivos por hacerlo bien, y que si el país progresa económicamente respecto a los objetivos fijados cada año, hay el equivalente a "devoluciones" o "exenciones" temporales de impuestos. En suma, un sistema que hace que los mejores puedan estar en el sector "público" (realmente la frontera no está muy clara en Singapur), que haya incentivos por hacerlo bien y que los resultados lleguen a la población. Es tan interesante, que tengo que investigarlo más a fondo.

• Leí un artículo sobre la evolución de la aviación y tomé un avión de línea regional (JetStar) para ir desde HK a Singapur. El artículo concluía que las grandes líneas nacionales no podrían hacer rentables sus vuelos de corta duración por la zona, que cada vez habría más líneas regionales, con más outsourcing para ser más bien "ensambladores" de servicio, y que por tanto la seguridad aérea se resentiría. Son los costes "contingentes" de la globalización, pero hasta ahora parece que estamos dispuestos a pagarla por la extrema infrecuencia de catástrofes.

 

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Comments (3)

  • María José Gómez Yubero

    María José Gómez Yubero

    04 Febrero 2013 at 12:02 | #

    Interesante viaje Enrique. Gracias por compartir tus experiencias. MJ

    reply

  • Omar Estaitih Ávila

    Omar Estaitih Ávila

    04 Febrero 2013 at 12:43 | #

    Testimonio de muchos quilates que nos ayuda a conocer la realidad (de primera mano) de esas ciudades y países.

    Gracias Enrique por compartirlo con nosotros.

    Nos regalarás con más entregas de tu viaje por el sureste asiático?

    reply

  • Enrique Titos

    Enrique Titos

    04 Febrero 2013 at 13:01 | #

    Omar, Maria Jose, os "regalare" todo lo que me permita mi tiempo y prespuesto para viajar y tratar de ver otros lugares y sociedades desde esta perspectiva, os aseguro que no es fácil la planificación pero la experiencia es muy completa. Cuando pienso en la gente que lee y escribe aquí no puedo sino pensar en la cantidad de "experiencias" que todos atesoráis. Os animo a que probéis!

    reply

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies