•   
  •   

Mis hijos, Generación Z - Artículo

Mis hijos son Generación Z, mi mujer es Generación X, y yo soy Generación Baby Boomer. Mi mujer y yo somos conscientes que nuestros hijos son distintos, mejores en muchos aspectos. No son ni más responsables ni más maduros que nosotros a su edad, o sí, pero disponen de unos puntos de apoyo de los que carecíamos. Sus conquistas personales, en principio, no son similares a las que nos enfrentábamos porque sus recursos se han multiplicado, el foco se ha ampliado, y sus intereses se han diversificado en un mundo globalizado y en continuo cambio.

Uno de los problemas que tienen, que no es leve,  es que quieren las cosas “aquí y ahora”, tal vez por el distinto entorno y la educación social que ahora reciben, la inmediatez de las aplicaciones tecnológicas y el vínculo e influjo de la sociedad de la información. La impaciencia por la postergación del premio les puede llevar a la frustración y la infelicidad, por lo que hay que tener recursos para hacerles ver que el “partido a partido” es determinante. Y éste es precisamente, el deporte, uno de los recursos que más valores atesora y transmite y que debemos fomentar entre ellos.

“La tribu”, sea virtual o real, sigue siendo dominante y, no siendo en principio esclavos de las modas y marcas, sí lo son si los amigos, porque se ha corrido la voz, les han echado el ojo a unas Adidas o unas Pompeii. No obstante, se buscarán la vida con un descaro asombroso para conseguir sus objetivos materiales, bien dando clases de lo que sea o camelándote con las artes más variopintas, como trayéndote las zapatillas al salón con un beso o preparando la cena, aunque sean fajitas y nachos, que les apasionan.

En lo relativo a las relaciones sociales, que les preocupan y mucho, tienen una naturalidad y desparpajo que dista mucho de nuestra “opresión” y del “qué dirán” que tanto nos conmovía y, a lo mejor, nos sigue conmoviendo. Cuidan a sus amigos tanto o más que nosotros porque “se miman”, no sólo en el momento en que están con ellos, sino también durante el resto de la “jornada real” a través del WhatsApp, Facebook o Twiter.

En las “ayudas a la enseñanza” son unos fuera de serie. Manejan la telemática –“Aplicación de las técnicas de la telecomunicación y de la informática a la transmisión de información computarizada”. Diccionario RAE–  con una precisión increíble de tal manera que son capaces de procesar y realizar multitareas simultáneas y hacerlas todas bien. Algunos de sus profesores, en el colegio, les piden los trabajos hechos a mano; ellos saben que los copiarán de internet pero así se cercioran que los han leído, al menos, una vez.

A continuación, y para todos ustedes en primicia (algunas cosas lo son también para mí J), he procedido a recabar una breve opinión de mi hija y mi hijo, Generación Z, de diversos temas:


CAMBIAR EL MUNDO, ¿ES POSIBLE?

- ELLA.- NO VA A CAMBIAR PERO PUEDE MEJORAR

- EL.-  NO ES POSIBLE DEL TODO PORQUE NADA ES PERFECTO

AMISTAD

- ELLA.- MÁS DE CINCO AMIGOS DE VERDAD NO ES POSIBLE

- EL.- ES MUY IMPORTANTE Y NECESARIA PARA VIVIR

POLÍTICA

- ELLA.- ENTRE LA GENTE DE NUESTRA EDAD, LA MITAD PASA Y LA OTRA MITAD APOYAN LOS PARTIDOS SIN CONOCER EL PROGRAMA PORQUE LO VENDEN MUY BIEN

- EL.- SI LOS PARTIDOS QUIEREN HACER UN PAÍS MEJOR DEBERÍAN DISCUTIR MENOS Y CENTRARSE MÁS EN SUS RESPONSABILIDADES

SOLIDARIDAD

- ELLA.- LA GENTE ES CONSCIENTE DE LAS NECESIDADES PERO A LA HORA DE LA VERDAD CUESTA MUCHO DAR TIEMPO/DINERO A LOS NECESITADOS. NO OBSTANTE, NOS GUSTA SENTIRNOS INVOLUCRADOS

- EL.- NO SIRVE DE NADA APOYAR A ONG,s Y NO SER SOLIDARIO CON LOS QUE CONVIVES

FAMILIA

- ELLA.- MUY IMPORTANTE. TENGO LA SUERTE DE HABER NACIDO EN UNA FAMILIA ESTRUCTURADA DE MODO TRADICIONAL. ACTUALMENTE ES DIFÍCIL ENCONTRAR UNA EN LA QUE LOS PADRES NO ESTÉN DIVORCIADOS, CON LAS CONSECUENCIAS QUE ESTO TRAE A LOS HIJOS

- EL.- OPINO LO MISMO QUE ELLA

SEXO

- ELLA.- EN NUESTRA EDAD ES UN TEMA NATURAL DE CONVERSACIÓN AUNQUE EN OCASIONES LA GENTE SE OBSESIONA Y CADA VEZ SE ESTÁ PERDIENDO MÁS LA INTIMIDAD, FACILITADO POR EL EMPUJE DE LAS REDES SOCIALES. EN CUANTO A LA HOMOSEXUALIDAD, LA TOLERO PERO NO LA COMPRENDO

- EL.- EN MI ÁMBITO NO HAY TANTA OBSESIÓN. NO COMPARTO LA HOMOSEXUALIDAD Y ME CUESTA ACEPTARLA

ECOLOGÍA

- ELLA.- ESTAMOS DESTRUYENDO EL PLANETA. EN EL COLEGIO INSISTEN MUCHO SOBRE LA ECOLOGÍA PERO DUDO QUE EN LAS CASAS TRANSMITAN SU IMPORTANCIA

- EL.- MUY MAL EL ASUNTO DEL CAMBIO CLIMÁTICO, EL RECICLAJE Y LA POLUCIÓN, POR EJEMPLO. CADA VEZ SE INTENTA CONOCER Y MEJORAR MÁS LA ECOLOGÍA PERO NO SE CUMPLE

MARKETING

- ELLA.- VIVIMOS EN UNA SOCIEDAD DE CONSUMO Y LAS EMPRESAS HAN CONSEGUIDO QUE LA GENTE QUIERA EL PRODUCTO NUEVO AL INSTANTE Y LA MODA SE CONVIERTE EN OCASIONES EN UNA TIRANÍA; HAY UN EXCESIVO BOMBARDEO DE LA PUBLICIDAD Y LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN EN GENERAL

- EL.- EL COMERCIO ESTÁ EXPLOTADO PORQUE SE APROVECHAN DE LOS PAÍSES SUBDESARROLLADOS PARA TENER MANO DE OBRA BARATA

RELIGIÓN

- ELLA.- AUNQUE ESTÉS EN UN COLEGIO CATÓLICO, TAN SOLO UNO DE CADA 25 ALUMNOS VA TODOS LOS DOMINGOS A MISA. ES MÁS FÁCIL VIVIR TU FE SI ESTÁS EN UN AMBIENTE CON GENTE QUE PIENSA COMO TÚ. LA IGLESIA LO TIENE MÁS DIFÍCIL AHORA QUE EN NINGUNA OTRA ÉPOCA PORQUE LA DOCTRINA CATÓLICA SE VE COMO ALGO ANTIGUO, AUNQUE NO LO SEA. EL EXCESO DE PRACTICIDAD A CORTO PLAZO DE ESTA GENERACIÓN Z CONLLEVA A DESCONOCER LA BELLEZA DE LA RELIGIÓN

- EL.- TEMA DIFÍCIL DE DEFENDER EN GRUPOS SOCIALES YA QUE CADA VEZ HAY MÁS PERSONAS E IDEAS QUE LA ATACAN. PARA MÍ LA RELIGIÓN ES UN PILAR FUNDAMENTAL PARA SER FELIZ

 

Conclusión

Con todo, mis hijos son de una Generación de la que me siento orgulloso y esperanzado. Es probable que nosotros, los padres, auspiciados por la nueva psicología social, tengamos que dulcificar la educación “palo-zanahoria”, a lo mejor recibida de los nuestros, mediante largas conversaciones, fortalecimiento de la autoestima, motivación, valores y sobretodo ejemplo. Nuestras propuestas y sugerencias, fruto de la experiencia, deberán ser tamizadas por el tiempo que les está tocando vivir. En su probable indolente apariencia, captemos el brillo y la frescura de sus corazones y nos daremos cuenta que sus ideales no están tan alejados de los nuestros por muchas letras del abecedario que quieran poner a la palabra Generación. Procuremos comprenderles poniéndonos en su lugar y, tal vez, se rompan en nosotros viejos y enquistados prejuicios que creíamos inmutables, haciéndonos estos jóvenes, paradójicamente, ser mejores.

 

En "documentación relacionada" puedes ver el resumen ejecutivo de Atrevia y Deusto Business School "Generación Z, el último salto generacional".


 

 

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies