•   
  •   

Una perspectiva americana sobre el futuro - Resumen de la conferencia de Joseph Nye

El pasado 9 de junio se celebró en la Fundación Rafael del Pino la conferencia “Poder y prosperidad en el siglo XXI: Una perspectiva americana” del geopolitólogo y Profesor estadounidense Joseph Nye que contaría además con la presencia de Manuel Muñiz, Profesor y Director del Programa de Relaciones Transatlánticas de la Universidad de Harvard, como presentador y moderador del acto. Durante hora y media que duró el encuentro, se debatió acerca de la situación de Estados Unidos de cara a las elecciones presidenciales y se analizó el panorama global futuro.

Joseph Nye, Doctor especializado en las Relaciones Internacionales, es Profesor de Gobierno de la Kennedy School de la Universidad de Harvard, de la que fue Decano. En Washington ha ejercido las funciones de Presidente del Consejo Nacional de Seguridad, Subsecretario de Estado y Secretario adjunto de Defensa. Creador de la noción de “poder inteligente” y autor de numerosos libros. También publica artículos de opinión con cierta asiduidad en medios de comunicación españoles como El País.

“¿Realmente Estados Unidos está en declive?” sería la pregunta con la que Nye comenzaría su argumentación sobre la situación de la nación estadounidense. Según el Profesor, el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, está haciendo creer que sí. Estados Unidos necesita resurgir de sus cenizas. Su propio eslogan “Make America great again”1, no es más que un reflejo de ese pensamiento. Sin embargo, según Nye este sentimiento “pesimista” que manifiesta Trump es algo común de la sociedad americana. Ya desde 1600, los puritanos que llegaron de Europa, buscaban ser los más puros y siempre tenían la sensación de no estar alcanzándolo. Más adelante cuando los soviéticos lanzaron el cohete Sputnik  había una creencia que el poderío de la URSS iba a destruirlos.  En 1980, cuando Japón se erigió como uno de los países líderes en tecnología manufacturera, volvió a crecer ese sentimiento de declive de la nación. Y vuelve a pasar en 2008 con la recesión y la subida de China como primera potencia, dentro del mercado global. Pero la Historia ha ido demostrando que este sentimiento “fatalista” no llega a cumplirse, ya que Estados Unidos sabe sustentarse y mantenerse gracias al sistema de “alianzas” forjado tras la Segunda Guerra Mundial2. Por lo tanto, el eslogan empleado por el candidato republicano Donald Trump no es nada novedoso, según Nye.

Nye mantendría durante su exposición que Estados Unidos no está en declive, y lo justificaría basándose en tres principios:

1. La población. Según las estadísticas, Estados Unidos, seguirá creciendo y aumentando su población en los próximos años, llegando a competir con países en desarrollo como la India o China. EEUU rompe la tendencia de los países desarrollados y esto se debe, en parte, gracias a la inmigración, explicaría Nye.

2. La energía. Gracias a las nuevas tecnologías de extracción, como la industria de fracturación hidráulica, ya no dependen tanto de la energía de otros y pueden autoabastecerse, argüiría el Profesor.

3. La tecnología. EEUU es líder en nanotecnología o en las tecnologías de la información, las industrias del futuro, pero ya no sólo eso, sino que sus universidades son las mejores del mundo en estas áreas, garantizándoles la continuidad y potenciación de éstas en el futuro, terminaría por explicar Nye.

Por tanto, según Nye estos tres factores respaldarían el hecho que Estados Unidos aún no está en declive y que lo único que está haciendo Trump es recurrir a la psicología en sus discursos para alentar a la población que está descontenta. Nye establecería que, hoy en día, existe una fuerte reacción antiglobalización en la nación estadounidense. Mucha gente siente que no se ajusta ese progreso global con el éxito que esperan y eso les hace estar resentidos y querer cerrarse al cambio global. Por ello, consciente de ello, Trump ha ideado una mezcla muy potente, según Joseph Nye. El candidato republicano ha mezclado esa resistencia al cambio, de declive y shock de la globalización, con lo que Nye llama “Nativism” (nativismo o posturas etnocéntricas) sobre la inmigración y la nación.

Para el Profesor, la inmigración tiene una larga historia dentro de la cultura americana. Primero por ser una nación fundada por inmigrantes y segundo porque sigue siendo un foco de inmigración que genera siempre un fuerte debate y controversia. Pero lo curioso para Nye, según comentaría, es que a pesar de estas “quejas”,  sigue sin hacerse nada por frenarla, ya que en el fondo sigue siendo beneficioso porque constituye su fuerza de trabajo y sin ella el país no funcionaría. Aún así, lo cierto es que muchas personas han asociado que han perdido su trabajo debido a los inmigrantes y rechazan lo “diferente” porque les produce un shock cultural, pero realmente las razones del desempleo, como establecería Nye, son otras. Pero Trump apelaría a los sentimientos más “primitivos” de la población, al rechazo a lo que es distinto, a través de mecanismos de telerrealidad de los que es muy conocedor, para justificar que las razones de la situación del mercado son culpa de los inmigrantes.

A pesar del popular crecimiento de Trump, Nye pronostica que seguramente Hillary Clinton sea quien llegue a ser elegida como Presidenta de los Estados Unidos. Seguramente su política exterior será muy parecida a la Obama, casi como una continuación, aunque habrá algunos cambios siendo incluso un poco más activa en Oriente Medio. Para Nye, hacer pronósticos con Trump es más difícil, ya que lo que muestra en campaña son actitudes y no políticas de acción.  Sólo queda claro que lo que Trump quiere hacer es romper las “alianzas”3 establecidas por Estados Unidos y que son la clave del mantenimiento de su poder, y para Nye eso sería desastroso.

Una vez terminada esta introducción por Joseph Nye, comenzaría la ronda de preguntas formuladas por Muñiz. La primera de ellas estaría enfocada en saber si el populismo de hoy en día tiene algo que ver con las desigualdades que se han forjado a partir de la globalización o no. Según Nye no ve que tengan algo que ver y que sean la causa directa. En Estados Unidos, la actitud de Trump no tiene que ver con las desigualdades, sino con razones más profundas basadas en la concepción misma de la sociedad americana como es ese sentimiento de pesimismo continuo. Seguramente, según Nye, el auge de la inmigración y el fundamentalismo religioso son las razones que están causando ese malestar.

Sin embargo, Nye también establecería que quizás  la situación de Estados Unidos es diferente a la situación en Europa y que quizás el populismo sí que sea aquí consecuencia directa de las desigualdades. Muñiz respaldaría este concepto ya que para él lo que ha pasado en Europa es una erosión de la clase media debido a la crisis económica. La desigualdad es consecuencia de lo que está pasando en España y que explica la crisis política actual. Para Muñiz sería necesario alcanzar un nuevo equilibro que haga una mejor distribución de la riqueza, acciones llevadas tanto por el sector público como por el privado.

Expuesto esto, Nye entraría a discutir que para él, el Estado de Bienestar no debe de meterse en solucionar el problema de las desigualdades, lo que se debería hacer es sustentar aquellos organismos que posibiliten una menor desigualdad, como es la educación. “Si se conciencia a los niños que si sacan buenas notas pueden ir a la universidad becados, se conseguirá cambiar el sistema”, argumentaría Nye.

Siguiendo con las preguntas, Muñiz le cuestionaría sobre el BREXIT4 y su posible relación con el  movimiento antielitista. Nye concibe que, esta tendencia de salida de la UE, está basada en el “nativism” y en el rechazo a lo nuevo. Las encuestas demuestran que la gente mayor de 45 años quiere salir de la UE y los jóvenes no. Según Nye, esto demuestra que lo que existe es  un shock cultural debido a la inmigración. “¿Y por qué ahora el shock cultural?” preguntaría Muñiz. Según Nye, por los profundos cambios a los que se está viendo sometida la nación. En Estados Unidos, pondría como ejemplo, tanto el fundamentalismo religioso (con el terrorismo que lleva implícito) como la lucha de los derechos de los homosexuales, están trastocando una sociedad profundamente religiosa de orígenes puritanos y que por tanto le cuesta asimilar los cambios.

La siguiente cuestión que sería debatida sería la del peligro que corren las alianzas futuras ante el clima de rechazo a la inmigración. Nye consideraría que algunas de ellas sí están peligro. Seguramente Schengen5 lo esté por el miedo al terrorismo, aunque espera que la Unión Europea no se vea perjudicada por ello porque su creación supuso un gran avance a nivel mundial. En cuanto a la Organización Mundial del Trabajo, o los acuerdos como TTIP6, supone que quizás algo se verán trastocados pero en el fondo la producción es la base del mantenimiento global y no considera que vaya a haber mucho cambio. En relación a la OTAN, Nye considera que las acciones del presidente ruso, Putin, la hacen más necesaria hoy en día. Y añadiría que, según su opinión, desplegar tropas en Siria no solucionaría nada. Este hecho, el despliegue de las fuerzas terrestres, es la gran diferencia entre las políticas entre G.W. Bush y Obama.

“¿Llegará el Partido Republicano a separarse debido al desacuerdo entre los que defienden y los que se oponen a Trump?”. “Si los republicanos no quieren a Trump, ¿a quién van a votar?, ¿existe el nepotismo en la carrera presidencial estadounidense?” serían algunas de las últimas preguntas formuladas por los asistentes y con las que se daría por concluido el acto. La respuesta de Nye sería clara y concisa: “La carrera hacia la Casa Blanca es algo que nunca deja de sorprendernos, ya que cuando nadie se lo esperaba llegaría Obama, hijo de un keniata, al poder. Es cierto que existen familias que se repiten en la historia hacia la carrera presidencial, pero eso no implica que exista el nepotismo, sino que cualquier cosa puede pasar... Lo mismo ocurre con el partido republicano, ya se verá que ocurre, pero seguramente, todos aquellos republicanos que renieguen de Trump terminarán votando a Hillary para que funcione el sistema”. Sería la argumentación final con las que el Profesor Joseph Nye terminaría su brillante presentación.

Notas

1 “Vuelve hacer de América una nación grande y fuerte de nuevo”.
2 Para más información: http://elpais.com/elpais/2016/05/11/opinion/1462971365_969484.html
3 Consultar nota 2.
4 Salida del Reino Unido de la Unión Europea.
5 Acuerdo firmado entre las naciones de la UE para suprimir las fronteras interiores.
6 Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión. Propuesta de tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos.

Adjunto
0.0/5 rating (0 votes)

Leave a comment

You are commenting as guest.

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies.

  Acepto cookies / I accept cookies.
Directiva europea de cookies